Reflexión sobre las historias que nunca acabé

image

¡Hola Gatos Negros!

Hace ya mucho tiempo que os quería hablar del tema de las historias inacabadas que cada uno, como escritores, llevamos a nuestras espaldas. Esos relatos que se llenan de polvo en cuadernos o papeles olvidados en un cajón. Es una cuestión en la que pienso mucho, sobretodo en épocas como la actual, donde tengo una sequía de palabras y relatos.

En mi caso, siempre me han pesado las historias inacabadas. Son como piedras que cargo en la espalda, fracasos que me recuerdan que no he tenido la constancia, ni el arrojo necesario para acabarlas. Es por eso que la mayoría de veces no me gusta decir que soy escritora, por el simple hecho de que aunque escribo, no acabo la mayoría de mis trabajos.

Son muchas las razones que me han hecho dejar una historia. El tiempo, las ganas, la inspiración, las típicas dudas de si lo estaré escribiendo bien, si mis personajes son interesantes o si mi historia es buena. Pero las fallas más recurrentes se dan en dos aspectos: la falta de pasión y no tener fe en ti mismo.

Es por eso que admiro de cierta forma a la mayoría de personas conocidas que acaban sus fanfics o sus escritos. Los veo como escritores valientes que no dejan que sus dudas les apabullen, aceptan sus errores y limitaciones aunque sus escritos no sean muy buenos ya que tienen confianza en sí mismo (aún dudando muchas veces) y son tan pasionales que no les importa sacrificar tiempo sumando palabra tras palabra hasta llegar a su objetivo.

Aún con esas historias (fracasos) inacabados y para finalizar con algo más positivo, diré que nunca dejaré de imaginar historias aunque sepa que quizás nunca las finalice, ni las escriba del todo. Al final, lo más importante de escribir o crear es la emoción que sientes al hacerlo y no tanto hasta donde te llevará. O por lo menos eso es lo que pienso yo.

Bueno Gatos Negros, ¿qué os ha parecido el post? ¿Vosotros también tenéis historias inacabadas? ¿Qué sentís sobre ellas?

Como siempre digo, ¡hasta el próximo post Gatos Negros!

Anuncios

8 comentarios en “Reflexión sobre las historias que nunca acabé

  1. Fairytale Love dijo:

    Me parece interesante como comentas esto, yo también tengo bastantes historias incompletas porque acabaron no gustándome o porque no era lo que yo realmente quería escribir. Pero es bueno tenerlas aunque no estén acabadas para ver nuestra evolución a lo largo del tiempo.

    Seguro que algún día consigues llegar a terminar alguna de las historias que tienes inacabadas o escribir y acabar alguna de las ideas que seguro que tienes para alguna historia 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Estheer dijo:

    Mi ciclo es algo así:
    -Se me ocurre una idea que considero buena.
    -Escribo el primer capítulo.
    -Empiezo a dudar de la trama. Es demasiado típica.
    -Aclaro todo y me dispongo a continuar. Dudo sobre en qué persona escribir.
    -Se me quitan la inspiración y las ganas.
    -De vuelta al primer paso.
    ¡Es un horror!

    Me gusta

  3. Dalila Cabrera dijo:

    Entiendo que al final, las historias inacabadas de alguna forma las cargues a la espalda… Pero no deberías verlas como un fracaso. Te sorprendería saber lo difícil que es para cualquier persona terminar una historia, justo por los motivos que tú dices. Quizá si todavía no has terminado ninguna es porque no te gustaban o llenaban lo suficiente.

    Sé que es difícil hacerlo, pero intenta dejar a un lado esa inseguridad que te persigue cuando escribes. Es tu peor enemiga. Piensa que siempre tendrás tiempo de editar, que hay beta readers que pueden ayudarte a darle un mejor aspecto… Pero no dejes que eso sea que lo que te frene. Bastantes cosas vas a tener que te echen para atrás como para encima machacarte tú misma. 😉

    Un besito Cristina! Y si te gusta escribir, ¡¡escribe !! 😀

    Me gusta

    • Cristina Hermosa dijo:

      Escribiré Dalila. Justo porque me gusta hacerlo, aunque no sean historias y por lo menos sean los post de este blog.
      Tienes razón en lo de editar, al final nada es definitivo hasta que va a una imprenta. Creo que por eso me lo debería de tomar menos en serio y dejarme fluir. No me había dado cuenta de que me estaba machacando con ello, bueno sí lo sabía pero no de una manera consciente.
      Gracias por el comentario Dalila y por leerme! Un beso!!

      Le gusta a 1 persona

  4. lachicadelboligrafo dijo:

    A mi me pasa lo mismo. Tengo tantas historias empezadas e inacabadas que he perdido la cuenta.
    Pero a veces cuando las retomas, pasadas un tiempo, tienen hasta vida propia y se van creando así mismas otra vez hasta que se vuelven a parar.
    Tengo fe en que después de mucho tiempo, esas historias acaben teniendo un final, un final escrito por ellas mismas.

    Saludos y gracias por expresar en voz alta lo que muchos callamos.

    Me gusta

    • Cristina Hermosa dijo:

      Tienes razón en lo de que cuando las retomas parece que tienen vida. Eso me pasó con una de mis historias más largas.
      Lo que no me habia dado cuenta era de que se podía ir acabando cuando lo vas retomando.
      Gracias a ti por el comentario! Me has hecho sentir que no estoy sola. 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s