Radiografía de un amante de la lectura

¡Hola Gatos Negros!

Hoy me apetecía hacer un artículo algo diferente a los que ya he hecho antes. Así que pensando, pensado, llegue a la idea de hacer una radiografía de aquellos que aman la literatura. Se trata de un post que en ningún momento tendrá la intención de burlarse de nadie, sobretodo porque me burlaría de mí misma también.

Espero que os divierta y os guste, aquí os dejo con esta peculiar radiografía.

Cerebro

creatividad.jpg_977672346

Siempre he pensado que aquellos que amamos la literatura tenemos un cerebro singular o, por lo menos, una lógica especial si se trata de algo relacionado con libros. En el momento que se nos hablan de ellos…Din, din, din. En nuestra cabeza saltan mil interruptores, giran cientos de ruedas y un par de tornillos se caen de nuestra maquinaría.

De esta forma, nuestro cerebro empieza a operar para los demás de forma diferente y sorprendente. Es por eso que muchas veces nos miran con cara extraña si les decimos que tenemos un montón de ediciones diferentes de nuestro libro favorito o intentan convencernos de que teniendo una columna de libros sin leer del tamaño de la torre de babel, no nos hace falta esa nueva novela que nos ha entrado por el ojo y de la que no podemos para de pensar.

Ojos

gatos ojos curiosos

Da igual si estás en el Fnac, en el Carrefour más cercano o en El corte inglés. Tus ojos (y tus pies) siempre buscarán la sección de literatura del lugar donde te encuentres. Te separarás de las personas que ibas (sin darte cuenta) o olvidarás lo que habías ido a hacer hasta que le eches un vistazo a las nuevas novelas que se han publicado. En momentos como esos, nos convertimos en halcones que buscan a su ansiada presa, una presa de papel y letras.

Del mismo modo inconsciente, cuando encontramos a alguien con un libro no podemos evitar mirarlo para saber qué está leyendo y sobretodo, si nosotros hemos leído esa novela. Por ello, intentamos mirar disimuladamente (unos mejor que otros) y si sabemos qué libro es, nos sentimos extrañamente vinculados a esa persona. Es una sensación extraña a la vez que placentera. Como si de repente esa persona te cayese mejor.

Oidos

tatuaje-en-la-oreja1

En este caso, diría que los amantes a la literatura tenemos un super oído. Es como una antena parabólica en nuestra cabeza que nos alerta de que se está hablando de libros. Cuando identificamos esa situación, ponemos la oreja a máxima potencia para enterarnos de lo que dicen. Y ya si tienes algo de confianza con esas personas, no te da vergüenza aparecer cual fantasma diciendo algo así como: “¿He oído hablar de libros?”

Corazón

39799768-Icono-o-s-mbolo-de-un-coraz-n-roto-y-magullado-Ideal-para-informativa-e-institucional-relacionado-al-Foto-de-archivo

El miembro más querido del cuerpo de un amante de los libros. Es donde guardamos todos las historias que hemos leído. Todas ellas tienen un hueco en nuestro corazón. Da igual cuantas novelas hayamos leído en nuestra vida, en trocitos más grandes o más pequeños todas están allí.

De la misma forma, también es el órgano que más sufre. Y es que hay historias que nos parten el corazón, personajes que amamos (y seguramente acabaran muertos antes de que acabes el libro), lloramos, reímos y nos ponemos tensos en momentos difíciles. En conclusión, tenemos un torbellino de emociones que hacen que nuestra patata muchas veces llegue al borde del infarto.

Piel

deathly-hallows

Aunque no todos los tenemos, muchas amantes no pueden resistirse a tatuarse una cita o un dibujo de su libro favorito. Inmortalizar para siempre aquel libro que le marcó  y ya de paso, si se tiene en un lugar visible, hacer patente que tal libro ha sido una parte importante de tu vida.

Por ejemplo, conozco a mucha gente que se ha hecho tatuajes de Harry Potter. Personas para los que las novelas de J.K. Rowling fueron un antes y un después en su vida. Y conocí a una chica que tenía unos preciosos tatuajes de El Principito.

En mi caso, me he visto tentada a hacerme algo de Harry Potter, de El nombre del viento o de Amancer rojo, al ser mis libros favoritos. Pero por ahora solo tengo un tatuaje y no tiene mucho que ver con un libro.

Ropa

camiseta-tirantes-cazadores-de-sombras-large2

Por suerte en estos últimos años y gracias también a que se han llevado muchas novelas a televisión o cine, existe una cantidad mayor de ropa relacionada con ellos. De esta manera, podemos hacernos con cuatro pares de calcetines de las distintas casas de Hogwarts (gracias Primark) o comprar online la camiseta de Sherlock Holmes que tanto te gusta (¡viva internet y las tiendas online!).

Manos

Unknown

Todos los libros o cosas que tenga que ver con literatura serán fuertemente agarrados por nuestras manos hasta llegar a casa y ponerlos a salvo en nuestra estantería o el armario. Digamos que son los pequeños tesoros de los amantes de los libros. Algo así como el anillo único para Smeagol, Bilbo y Frodo juntos.

Cuando tengo un libro entre las manos, sobretodo cuando es algo que quiero mucho, siempre siento un cosquilleo de emoción en las manos. Como si hubiese encontrado algo magnifico del que nadie más se ha fijado. Es por eso que para mí, perder un libro es algo que me tendrá triste un largo tiempo.

Bolsillos

bolsillos-vacios

Estos son los primos del corazón, ya que sufren tanto o más como él. Y es que los bolsillos de un amante de los libros siempre son pobres, aunque tengan un billete de 50 euros. Y es que muchas veces cuando tenemos algo de calderilla y alguna novela que nos gusta, acabamos pecando y sacando el dinero del bolsillo para darnos ese capricho.  Por eso, no salimos de la pobreza. Bueno por eso y porque los libros son caros.

Pies

a80d1286a635b5f570f8b6a428e4ac24

Otros que sufren, aunque no tanto como el corazón y los bolsillos. Y es que, si como yo, no vives en una ciudad donde hay muchas librerías, tendrás que poner tus pies en marcha para conseguir la novela que quieres. Y eso si tienes suerte, que a veces te toca patear todos las librerías porque no tienen stock de lo que quieres.

 

Bueno, ¿qué os ha parecido el post? ¿Os habéis sentido identificados? Espero que hayas gustado tanto como a mi escribirlo. Y como digo siempre,

¡os espero en el siguiente post Gatos Negros!

Anuncios

6 comentarios en “Radiografía de un amante de la lectura

  1. Anelette Serrot dijo:

    Amiga, no le quito ni le agrego nada al post, te quedó perfecto.

    Me sentí muy identificada como lectora y amante de la literatura. La mayoría no entiende la marea de emociones que nos invade al adquirir un libro y, ¡Muchos menos al leer uno! allá ellos, se lo pierden. Jajajaja.

    Muy bello post, me gustó.

    Le gusta a 1 persona

    • Cristina Hermosa dijo:

      ¡Hola Cristina!
      Es que es gracioso como sin querer buscamos siempre esa sección y que para cuando nos damos cuenta ya estamos caminando hacía allí. Da igual que no quisisemos ir porque si no caemos y compramos, siempre acabmos yendo a la sección de literatura.
      ¡Gracias por el comentario!
      ¡Un gran beso para ti!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s