Razones por la que sí deberías hacer una reseña negativa

¡Hola Gatos Negros!

Hoy os quería hablar de un tema que nos toca de cerca a todos aquellos que hacemos reseñas. Algo con lo que tarde o temprano nos hemos tenido que enfrentar, que nos incómoda y nos hace tener un saborcillo amargo en la boca cuando lo escribimos y los publicamos. Estoy hablando de las reseñas negativas.

Entre blogueros muchas veces he leído que alguien está nervioso o inquieto por tener que hacer una reseña no positiva de un libro. Es normal no estar a gusto. No sabes si alguien va a poner la voz en un grito por tal o cual que has dicho. Admitamoslo, es más agradable leer palabras bonitas de aquello que te gusta o haces. Además de que hay mucha gente que se toma las cosas que dices de forma demasiado personal.

Seguir leyendo

¿Leés o esperas en las sagas?

“Esperar o no esperar. Esa es la cuestión” Sam y Cris.

¡Hola Gatos Negros!

Hoy os traigo una nueva entrada colaborativa, esta vez con la genial Sam del blog Be Geeks. Hace tiempo que queríamos hacer algo juntas y por fin tenemos la oportunidad de hacerlo (¡¡¡Bien!!!). Esta entrada, como bien se ve en el título, va sobre una de las muchas elecciones que tenemos que hacer los lectores. ¿Esperamos a que saquen toda la saga o la leemos según van saliendo? En mi caso, yo soy del #TeamLeer, mientras que Sam es del .

Seguir leyendo

Otro año más sin conseguir los propósitos literarios.

¡Hola Gatos Negros!

Soy un caso. Mira que me propuse hacer la lista de propósitos literarios que tenía escrita para este 2016, pero nada, soy malísima con ese tipo de cosas. Es ponerme una lista de objetivos y sé que me dejaré alguna sin hacer, ya sea por pereza o porque prefería hacer/leer otra cosa. No soy de las que tiene tal lista de lecturas y lo lee así. Si no siquiera sé llevarme la lista de la compra que siempre me la acabo dejando en casa y al final compró lo que no necesito y me dejo lo que sí. 😄

Seguir leyendo

¿Crisis lectora u oportunidad?

¡Hola Gatos Negros!

Como lectores que me imagino que sois, a lo largo de vuestra vida, habréis tenido alguna que otra crisis lectora. Ese odioso momento en el que ningún libro te engancha, ni te inspira y lo único que piensas es: “Pero <inserta aquí tu nombre>, ¿qué puñetas te pasa? ¿Es que tu cerebro se ha derretido y no es capaz de disfrutar o qué?”. Y te desesperas queriendo leer, pero no pudiendo.

Seguir leyendo

Moriremos pobres, pero felices (o eso creo)

¡Hola Gatos Negros!

Con septiembre llega la vuelta al trabajo/universidad y también las novedades editoriales para los próximos meses. Es con la llegada de todos esos nuevos libros, que sin duda queremos, cuando miramos nuestras carteras, cartillas y tarjetas de crédito o débito para darnos cuenta de una de las cosas más tristes en la vida de un lector: no tenemos dinero para tantos libros. Y eso que seguramente aún quedan muchas más novedades por venir y que aún no sabemos.

Seguir leyendo

No te rindas y sigue adelante. Edición Bloggers

¡Eh tú! ¡Sí, tú! El que tiene un blog o un canal de youtube y le dedica horas de esfuerzo para crear contenido para los demás. Que sepas que eres una persona maravillosa y que tu opinión es importante. Da igual que tengas 1 seguidor o 1.000. Que te lean solo tus amigos o mil personas. Que las editoriales te hagan caso o no.

Este es un post para ti y tus horas bajas. Aquellos momentos en los que te sientas abatida y sola, y lo único que piensas es la razón por la qué haces esto. Que sepas que no eres la única que lo ha sentido, estoy segura que todos hemos pasado por eso e incluso lo pasaremos.

No te desanimes. No dejes todo lo que has hecho atrás por un momento de duda. Lo que haces es importante. Y, ¿sabes por qué lo es? Porque es importante para ti y nada más. Aunque escribimos para decir cosas a los demás, sobretodo lo hacemos para expresar parte de nosotros. Y en momentos de debilidad, es en eso en lo que nos tenemos que apoyar. En lo que disfrutamos haciendo lo que hacemos, sin importar si será leído/escuchado por los demás.

Seguir leyendo

El amor que nos merecemos (en la literatura y en la vida)

¡Hola Gatos Negros!

Hoy quería hacer un post distinto ya que en estos últimos días he leído muchos comentarios en twitter sobre el machismo y las relaciones tóxicas que se dan en la literatura, sobretodo en el género juvenil adulto. Además, en la Feria del Libro de Madrid se repartieron marcapáginas para denunciar esto y tuvieron bastantes críticas. Por ello, quiero dar mi opinión sobre este tema y enseñaros cuál creo que es el amor que realmente nos merecemos en general.

Primero, diré que tengo amigos que trabajan con jóvenes de manera muy cercana y ellos mismos me han dicho que hoy en día hay mucho machismo entre los adolescentes y, además, lo ven como algo normal y aceptable. ¿Cómo es eso posible? Pues porque lo han aprendido en su entorno, ya sea con internet, la música, los videojuegos, las películas, los libros y la publicidad, etc. Por eso, cuando leo comentarios a favor de libros con este tipo de relaciones, no me extrañan demasiado (que no es que me gusten). Y es que han tenido tantos impactos sobre el machismo y las relaciones tóxicas (sobretodo gracias a internet) que solo conciben que haya ese tipo de amor.

Por esta razón, he querido hacer este post. Para explicar desde mi propia percepción que no solo tenemos que ver esas relaciones tóxicas, sino que hay mucho más que eso. Hay relaciones que merecen más, que son más constructivas, felices y buenas que las que vemos en esos libros.

Y, ¿cómo es el amor que merecemos?

Seguir leyendo

Mi experiencia en el Nanowrimo 2015

Unknown

Después de un mes sin entradas en el blog, hoy os traigo un post sobre un evento en el que he participado y  que se hace en noviembre. Se llama Nanowrimo y seguramente os sonará.  El Nano (como se le suele llamar) trata de escribir 50.000 palabras en un mes. Si lo consigues y lo validas en la página del Nanowrimo, te concederán un diploma de ganador por el mérito conseguido y si no es así, habrá que esperar al próximo año para ser ganador.

Yo he participado este año por primera vez (sin mucho éxito la verdad) y con este artículo quiero hablaros de la experiencia que ha sido para mí y cómo he podido compartir este mes de escritura con gente que ama la palabra escrita de una forma que nunca había visto.

Reflexionando sobre estos 30 días, te das cuenta de que el Nanowrimo es algo más que escribir palabras sin ton, ni son. También se trata de darte la oportunidad de conocerte como escritor, saber cuales son tus puntos fuertes y tus puntos debiles a la hora de escribir. Por ejemplo, mientras escribia me daba cuenta de lo difícil que se me hace redactar diálogos y sentir que estoy describiendo bien a los personajes a través de su habla. Pero a la vez, notaba que se me daba bien inventar al paso y que me quedará más o menos coherente.

Asimismo, es divertido, a la vez que angustiante, tener a tu “yo editor” todo el rato susurrandote a la oreja y tener que seguir escribiendo mientras lo apartas con un manotazo imaginario de tu cabeza. Es impresionante lo que nuestra autocrítica y nuestros miedos hacen para pararnos a la hora de escribir. Habiendo vivido esta situación, no me parece tan triste saber que muchas veces no acabamos nuestras historias al tener una losa tan grande en nuestras espaldas.

En mi caso, también me ha servido para conocer mi capacidad de compromiso. Os seré sincera si os digo que no duré más de una semana antes de que empezase a dejarlo, a dejarlo y a dejarlos hasta que llego la fecha. Realmente admiro a aquellas personas que se ponen día tras día a escribir porque yo simplemente no puedo. No sé a que se deberá esto y tampoco quiero buscar excusas, pero está bien saber hasta donde llega tu compromiso para replantearte muchas cosas.

Además de para escribir, el Nano también sirve para compartir conocimiento y conocer a personas para los que la escritura y la literatura es una pasión. A través del grupo de Facebook del Nano he sabido de personas dignas de admirar, que buscan recobecos en su ajetreada vida para poder escribir. También he conocido a gente que vive para escribir, como si fuese su oxigeno y no pudiesen parar.

Es reconfortante estar con gente que está pasando por tu misma situación y saber que no eres la única que se vuelve loca, llena de autocríticas y dudas mientras escribes. Es un grupo lleno de compañerismo donde ningún mensaje se queda sin un comentario y donde te ayudarán en la medida que puedan. Incluso gente tan tímida yo, se siente cómoda hablando y opinando, sabiendo que no hay nadie que te intente pisotear la opinión que estás dando sobre un tema.

En conclusión, si en estos años no te has atrevido a participar en el Nanowrimo, te recomiendo muchísimo que lo hagas el próximo año, o el siguiente, o el siguiente a ese. Creo que es una experiencia que todo el mundo tendría que tener porque ganes o pierdas, escribas mucho o poco, te llevarás unas experiencias que quizás de otra forma no tendrías. Futuros Nanos primerizos, no tengáis miedo a perder, simplemente disfrutar del viaje.

Por último, felicitar a los ganadores del Nanowrimo 2015, sois un ejemplo de perseverancia y compromiso.