El gato negro dice: ¿Cuál es vuestra experiencia con lecturas conjuntas?

¡Hola Gatos Negros!

Hoy os traigo una colaboración con tres chicas maravillosas que nos hablarán de sus experiencias en las lecturas conjuntas o LC. Ellas se llaman Sandra, Alhana y Sam y han participado y creado muchas lecturas grupales.

Yo solo he participado solo en una LC (la cual fue un desastre), pero me alegro de que existan iniciativas así. Gracias a ellas, puedes compartir la experiencia de leer un libro con los demás. De estar acompañador aunque estén lejos. De charlas y emocionarte más con los plot twist y las parejas. Creo que no hay nada mejor que poder vivir eso con más de una persona.

Seguir leyendo

El gato negro dice: ¡Gracias compañeros blogueros literarios!

¡Hola Gatos Negros!

En esta ocasión quiero hacer una entrada positiva, que os dé energía y os saque una sonrisa. ¿Por qué? Pues simplemente porque quiero y porque nos lo merecemos. Todos. Todos los blogueros literarios que inundamos internet con nuestros post, nuestras opiniones y nuestro amor por los libros y las historias.

Me encanta que seamos así, que queramos compartir algo que nos llena tanto y amo sobretodo que encontremos a personas con las que hablar, ilusionarnos y divertirnos. Gente que aunque viva lejos, o con suerte cerca, se vuelven compañeras y compañeros con los que hacemos lazos de amistad, que nos animan cuando lo pasamos mal, nos ayudan con nuestras dudas y nos apoyan con sus comentarios o compartiendo en las redes sociales. Es genial que podamos encontrar y ser gente tan social.

Seguir leyendo

La dificultad de una reseña

¡Hola Gatos Negros!

Hace mucho tiempo que no hacía una reflexión y ya la echaba de menos. Así que hoy toca una sí o sí. En este caso, quise hablar de este tema porque estuve mirando mis reseñas pasadas y le empece a dar vueltas a la evolución que han tenido desde hace tres años a ahora. Hay muchas cosas que he cambiado y aún hoy en día sigo sin estar 100% a gusto con el formato de reseña que tengo ahora.

Es algo difícil estar conforme con cómo haces tus reseñas porque hay mil formas de hacerlas. Puedes poner nota o no.  Poner la ficha técnica y la sinopsis si quieres. Hablar de sus aspectos positivos y luego de los negativos. Dividirlos en partes, como por ejemplo: los personajes, la trama, la pluma del escritor, el ritmo de la historia y un largo etc. Existen mil una combinaciones al más puro estilo Mr. Potato para hacer tu reseña y al final eso hace que dude cualquiera.

Seguir leyendo

Top: 4 cosas que no me gustan de ser blogger

¡Hola Gatos Negros!

Este es el post número 200 y he querido hacer algo más personal que mis entradas normales. Esto que diré a continuación viene de mi experiencia como bloggera estos años (más o menos tres) y aunque tener un blog tiene aspectos muy bonitos, también tiene algunos puntos malos. Por eso he querido compartir sensaciones personales, porque estoy segura de que no he sido la única que lo ha sentido alguna vez.

La decepción de que nadie te lea

Una de las cosas que rompe tu corazón de blogger es que nadie o muy poca gente lea tus entradas. A ver, siempre habrá alguien que te lea, aunque sean dos personas. Pero cuando te esmeras en escribir una entrada, te gustaría que mucha más gente apreciase aquello que con tanto esfuerzo has hecho. En mi caso me pasa mucho con las reseñas. No tienen tantas visualizaciones como las demás y eso muchas veces me preocupa y me hace dudar.

Seguir leyendo

Qué difícil es…seguir y que te sigan

Mama pata seguida por sus patitos.

Mama pata seguida por sus patitos.

Ya ha pasado algo más de un mes desde que inicié el blog y si algo he aprendido en este tiempo es que no es sencillo llevar hacia adelante un proyecto cómo este. Necesitas grandes dosis de empeño y paciencia para no decepcionarte o aburrirte a las primeras de cambio por no conseguir los resultados que quisieras. Muchas veces tienes que auto-convencerte de que
merece la pena hacer ciertos sacrificios para que este se mantenga vivo. Sabiendo esto, no me parece extraño que muchos blogs se hayan quedado por el camino e incluso que muchas ideas para hacer uno no hayan llegado a más por falta de ganas, compromiso o ambición.

Al tratarse de un medio de comunicar algo, uno tiene que dedicar un cupo de horas a pensar de qué quiere hablar en el siguiente post, a documentarse del tema si hace falta, a planificar cómo lo va a escribir y a escribirlo en sí (siempre y cuando el blog no sea un simple copia y pega de otros). Yo por ejemplo, cuando tengo la idea para un post, tardo casi media tarde en tener listo un escrito para publicarlo. Por ello, sé que ese día seguramente no saldré con mis amigos, no iré al sitio que quiera o no veré ese capítulo por el cual he estado esperando una semana. Para mí, pasar esa tarde en casa frente al ordenador es un sacrificio necesario para mantener las dos publicaciones semanales del blog y no sentir la decepción de dejar un proyecto sin terminar.

Lo que me da pena de este aspecto es que las personas pocas veces nos damos realmente cuenta del esfuerzo que hay detrás de lo que leemos o visualizamos. Creemos que el contenido llega a nuestras manos mágicamente (es un decir) y no valoramos el trabajo de quien nos lo da lo suficiente como para darle un me gusta o escribir un comentario, en el cual no hace falta explayarse, con un simple «Me gusta el post que has escrito», un blogger se valorará positivamente durante varios días. Incluso una crítica constructiva será bien recibida si con eso el autor consigue mejorar su proyecto.

Otro aspecto del que me he dado cuenta es de que un blogger no solo publica contenido, también tiene que ser una especie de publicitario, relaciones públicas y experto en marketing para poder conseguir ser más conocido en un mundillo donde existen miles de blogs. De esta forma, es necesario tener una cuenta en Facebook y en twitter, por lo menos, para darse a conocer entre los usuarios que podrían ser tus potenciales lectores. También, como la unión hace la fuerza, los autores que tienen un blog de temática parecida se alían para publicitarse unos a otros. El SEO a su vez, es algo que un blogger también tiene que aprender para conseguir posicionarse en un lugar mejor en la lista de los buscadores de páginas como google y no aparecer en la pagina 10 de la busqueda.

Con este post, lo que me gustaría es que os dieseis cuenta de que detrás de estos proyectos hay personas que trabajan y se esfuerzan para daros información o escritos que os entretengan, ayuden y interesen. Poco se os pide a cambio y no tienes porque darlo siempre, pero somos gente que quiere sentirse reconocida, escuchada, además de leída y que con una visita, un mensaje o un me gusta, algo así de simple, podéis alegrarnos durante varios días. ¿Acaso no es algo sencillo de hacer y que aporta mucho?